GESTIÓN INTEGRAL DE TU RPBI: ARMA CONTRA EL COVID-19



De acuerdo con la norma mexicana NOM-087-ECOL-SSA1-2002, concerniente al manejo de residuos peligrosos biológico-infecciosos (RPBI), los deshechos considerados dentro de esta clasificación serán aquellos que por su naturaleza concentre microorganismos que signifiquen un mayor riesgo potencial de propagación de enfermedades o afectaciones a la salud, por lo que se distinguen de la basura catalogada dentro de la clase de “sanitarios” que se genera tanto en los hogares como en los hospitales.


Siguiendo esto, ante la actual pandemia del coronavirus COVID-19 es muy importante la regulación de aquellas empresas que presten servicios de almacenamiento temporal y confinamiento de RPBI, debido a que nos encontramos en un contexto en el que la propagación de esta esta enfermedad muestra gran facilidad y rapidez.


Por este motivo, es indispensable que hospitales, laboratorios y centros de salud en general extremen precauciones, en primer lugar, a la hora de clasificar sus residuos y, en segundo, respecto a la compañía de recolección que contraten para que se los lleve.



¿CUÁLES SON LOS DESECHOS CONSIDERADOS COMO RPBI?


Como se ha dicho antes, este tipo de residuos deben representar un posible riesgo que vaya más allá de los que suponen los desechos sólidos urbanos comunes o cuya fuente no sea por naturaleza infectocontagiosa.


Teniendo esto en cuenta, la clasificación de RPBI es la siguiente:


1. Sangre: refiere a este líquido orgánico solo en su forma líquida, además de sus derivados no comerciales, como las células progenitoras, hematopoyéticas y sus fracciones celulares o acelulares (hemoderivados).


2. Cultivos y cepas de agentes biológico-infecciosos: alude a todos los cultivos de microorganismos generados de procedimientos de diagnóstico investigación, producción, y control de agentes biológico-infecciosos, además de los utensilios desechables para su estudio, contención, inoculación y cultivo.


3. Patológicos: cualquier tipo de tejidos, órganos y cuerpos que se extirpen en cirugías, necropsias o cualquier otra clase de intervención quirúrgica , siempre que no se encuentren en formol .Aunado a esto, se considera dentro de este rubro las muestras biológicas, microbiológicas, citológicas e histológicas – a excepción del excremento y la orina - , además de los cadáveres y partes de animales inoculadas con agentes enteropatógenos en bioterios y centros de investigación.


4. Residuos no anatómicos: materiales de curación y desechables que contengan fluidos y humores corporales como esputo, secreciones pulmonares, sangre y líquidos sinovial, pericárdico, pleural, cefalorraquídeo y peritoneal. También se consideran aquí los desechos generados para contener el esparcimiento de enfermedades infecciosas que sean clasificadas con valor epidemiológico por parte de la Secretaria de Salud, como es el caso del actual COVID-19.


5. Punzocortantes: navajas, bisturís, estiletes de catéter, tubos capilares, lancetas, agujas de jeringas desechables y agujas hipodérmicas, de sutura, de acupuntura y para tatuaje que hayan estado en contacto con animales y humanos, además de sus muestras biológicas.


¿QUIÉNES DEBEN CONTAR CON UN SERVICIO DE RECOLECCIÓN DE RPBI?


Hospitales, laboratorios clínicos, bancos de sangre, unidades hospitalarias psiquiátricas, centros de tomas de muestras de análisis clínicos, centros de producción de investigación experimental en enfermedades infecciosas y bioterios deben tener un control adecuado de sus residuos biológico-infecciosos. Así, según sus características, se clasifican en tres niveles, siendo posible para los que se encuentren en el primero de ellos almacenar sus residuos hasta por 30 días, 15 en el caso del segundo y 7 para el tercero.


Considerando esto, es imprescindible que cada uno de estos centros contrate a una compañía especializada que podrá encargarse del envasado y almacenamiento temporal, recolección y transporte externo, tratamiento y disposición final.


En Era Biosoluciones te ofrecemos nuestros servicios de gestión integral de RPBI para que tu unidad médica pueda deshacerse de tapabocas, cofias, guantes, batas y equipo sanitario personal que podría incidir en la propagación de la nueva cepa del Coronavirus. Contáctanos y permítenos brindarte mas información al respecto.




  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Instagram

©2020 by ERA Biosoluciones S.A. de C.V.